Primera revista especializada para la comunidad de Padres de Familia

Los dolores del cuerpo te pueden estar diciendo otra cosa

36
En ocasiones, el dolor no tiene relación con un malestar físico, sino con algún tipo de emoción que nos está afectando sin que nos demos cuenta de ello.

Nuestros dolores físicos y emociones: ¿cuál es la conexión entre ellos?

Aunque la mayor parte del tiempo lo ignoramos, muchos de los dolores físicos que sentimos tienen algún tipo de relación con las emociones que estamos atravesando.

La mente y el cuerpo trabajan constantemente sin separarse, lo que explica por qué muchos sentimientos se manifiestan a través de dolencias en diversas áreas del cuerpo.

Por ejemplo, las investigaciones han probado que el dolor crónico no solo es producto de una lesión física, sino que puede darse por el constante sometimiento al estrés y la depresión.

Además, también podría ser que el dolor de espalda, de cabeza y de otras áreas del cuerpo tenga algo que ver con alguna emoción.

Esto es lo que han tratado de explicar a través del portal littlethings.com, que se ha hecho eco de trabajos como el de la doctora Susanne Babble, psicóloga especializada en traumas y depresión, quien ha tratado de explicar la relación entre ambos.

Dicho portal también reunió las opiniones de varios expertos para establecer cómo la parte emocional influye en dolencias específicas del cuerpo.

Dolor de cabeza

mujer con dolor de cabeza

Los dolores de cabeza y la migraña común tienen una estrecha relación con el constante estrés y otros factores emocionales.

Por tanto, puede que su recurrencia indique una sobrecarga en las labores diarias o la exposición constante a situaciones desagradables.

La mejor solución en estos casos es tomar un poco de tiempo para practicar alguna técnica o actividad de relajación.

Dolor de cuello

La tensión en el cuello no siempre es producto de un mal movimiento o un esfuerzo físico. De hecho, cuando se da de forma continua es porque hay un fuerte sentimiento de culpa o autorecriminación.

De ser así, lo mejor es identificar cuáles son esas cosas que nos están provocando tales sentimientos y buscar el perdón.

Dolor en los hombros

Dolor de cabeza

Muchas de las tensiones cotidianas son una carga que se lleva sobre loshombros. Allí suelen concentrarse los problemas y las preocupaciones.

Siendo conscientes de tal situación, lo mejor es tratar de buscar soluciones oportunas, evitando cargar problemas que no nos corresponden.

Si el peso es demasiado grande, lo mejor es dividirlo al momento de solucionarlo para que no se vuelva algo difícil de sobrellevar.

 

Dolor en la espalda superior

El dolor en esta área del cuerpo se ha relacionado con la falta de apoyo emocional y el vacío que se siente por mantener un sentimiento no correspondido.

Su recuperación tiende a darse de forma rápida tras retomar el contacto con los familiares y los amigos. Asimismo, suele dejar de ser recurrente con el inicio de una relación afectiva.

Dolores en la espalda baja

Dolores en la espalda baja

Los constantes dolores de espalda son el producto del estrés que causan los temas financieros. El tener deudas o dificultades con el dinero ocasiona una tensión innecesaria en esta parte del cuerpo.

Por tal razón, es primordial saber administrar el dinero y estar preparados para un momento de crisis. Reorganizar los hábitos de gasto, hacer un ahorro y evitar la compra de cosas innecesarias son soluciones simples para evitarlo.

Dolor en las caderas

El miedo a los cambios puede manifestarse a través de la rigidez o el dolor en las caderas. La preocupación por el futuro o por un cambio que se aproxima puede traducirse en este síntoma.

Para su alivio lo mejor es tomar decisiones y tratar de despejar la mente en otras actividades que causen distracción. De una u otra forma, el dar pasos hacia el futuro son la clave para evitar que se convierta en un síntoma frecuente.

 

Dolor en las rodillas

Ser demasiado egocéntricos o sentir superioridad por determinadas cosas en ocasiones se traduce en este dolor.

La humildad y el saber reconocer el trabajo bien hecho de otras personas es una forma de mantener el equilibrio.

Dolor en los pies

Dolor en los pies

El exceso de sentimientos negativos y la falta de momentos de gozo son una causa de dolor crónico en los pies.

La depresión, el estar expuestos a los problemas de otros y el estrés causado por la sobrecarga laboral son desencadenantes de esta dolencia.

Introducir los pies en agua tibia con sales es una excelente forma para relajarlos; no obstante, para un alivio total se requieren prácticas saludables que causen sensación de bienestar.

Compartir en familia, jugar con un niño o con una mascota son maneras divertidas de aliviar esa carga pesada.

Las dolencias aquí citadas y su relación con los problemas emocionales están basadas en el análisis de los expertos consultados por littlethings.com. Si bien se requieren más estudios para confirmar ese vínculo, es bueno tenerlo en cuenta para tratar de prevenirlo.

Fuente: http://mejorconsalud.com/

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.