Primera revista especializada para la comunidad de Padres de Familia

3 Métodos para desarrollar en los niños sus habilidades creativas

18

Adam Grant profesor de la Escuela de Negocios de Whartón y autor de un reciente libro de Psicología y conducta nos trae 3  principios fundamentales  que deben guiar a los padres para el desarrollo del talento y la creatividad en sus hijos.

1. Elogiar al niño y no sus acciones

elogiar al niño

Cuando mi pequeña hija dibuja algún cuadro, en vez de decirle «mira qué bonito dibujo», le digo: «¡Mira qué talento tienes!». Eso la ayuda a entender y luego desarrollar el sentimiento de su propio talento y a sentir que es única.

Es muy importante reforzar su seguridad en su actividad, justo ahora mismo, asegurarlos de que lo hacen todo correctamente. De esta manera, cuando crezcan, no perderán la creatividad, ya que desde la infancia la consideran como una parte íntegra de ellos mismos.

2. No establecer cientos de reglas

reglas-hijos

Hace algunos años, científicos de Boston realizaron un estudio: compararon familias de los niños con altas capacidades creativas con las familias de los niños con capacidades medias y encontraron que los padres de los niños normales tienen en promedio seis reglas al día (hora de acostarse a dormir, hora para los deberes, etc.) mientras que los padres de los niños muy creativos arrojaron en promedio menos de una regla diaria.

Si estableces para tus hijos un sinnúmero de reglas, es muy probable que en el futuro se enfrenten con la dificultad de resolver sus propios problemas. Van a buscar variantes establecidas para la resolución de la cuestión en vez de inventar una solución alternativa y original.

Eso de ningún modo significa que no haya ninguna regla. La permisividad y la posibilidad de elegir son dos cuestiones completamente distintas.

3. Razonar con los niños

razonar con los niños

Otro estudio que se llevó a cabo entre arquitectos estadounidenses, descubrió que los padres de los arquitectos más exitosos y originales, educaban a sus hijos de la siguiente manera: les explicaban, sin entrar en detalles, cómo debían comportarse y por qué era necesario, y permitían a los niños establecer sus valores dentro de estas pautas de conducta.

Cuando los padres y los niños razonan juntos, estos tienen derecho a justificar sus opiniones y juntos analizar las diferentes maneras de resolver la situación, lo que en el futuro, lleva a un deseo de defender su punto de vista y la manera en que se puede hacer mejor.

Los razonamientos también son importantes para ayudar a los niños a reflexionar sobre las consecuencias de sus acciones, no sólo en lo que está relacionado con ellos, sino con los demás. De esta manera, sus acciones tendrán una mayor conciencia moral.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.