Primera revista especializada para la comunidad de Padres de Familia

5 Consejos para que los niños entiendan y respeten la diversidad

28

Enseñar a los niños a respetar la diversidad puede ser un desafío. Una de las lecciones más importantes para lograr que los niños respeten y acepten la diversidad, radica en enseñarles que aunque nuestras diferencias por fuera sean notables, por dentro estamos hechos de las mismas cosas. Sin importar que seamos niños o adultos, todos tenemos sentimientos y podemos sentirnos heridos o maltratados cuando alguien nos provoca, nos insulta o nos lastima. Ayudar a tus hijos a comprender que todos tenemos sentimientos y diferencias, es la base para guiarlos sanamente a respetar y aceptar la diversidad.

Aprovecha las oportunidades que se presenten para aprender.

Cuando tus hijos lleguen a casa con una pregunta sobre alguien o algo que vieron, y no tienes una respuesta para ellos, no tengas miedo de decirles. Úsalo como una oportunidad para que ambos puedan aprender y crecer. Por ejemplo, si tus hijos preguntan por alguien que sufre de parálisis cerebral, podrías no saber que en algunos casos su capacidad del habla se reduce debido a rigor en sus músculos. Podrías aprovechar esa oportunidad para aprender también, al mismo tiempo que les enseñas a informarse antes de emitir un juicio probablemente errado.

Da un buen ejemplo.

Sé cuidadoso con tus chistes, bromas y la actitud que tienes sobre los otros. Los niños repiten frecuentemente lo que escuchan con sus amiguitos y familiares, aún si no saben lo que esto significa. Es importante corregir cualquier conducta discriminatoria apenas ocurra. Ignorar o evitar el incidente no ayudará a que este no ocurra de nuevo. De hecho, los niños pueden entender esto como una aprobación.

Reformula.

Si tus hijos hacen comentarios prejuicios, a veces, la mejor forma de lidiar con esta situación es expresarla de otro modo. Pongamos el siguiente ejemplo.

Luis está con su madre en el centro comercial y mira a una persona con turbante.

Luis: ¡Mamá mira eso! ¡Qué gracioso!

Mamá de Luis: ¿Por qué te parece gracioso?

Luis: ¿Porque está usando una sábana en su cabeza?

Mamá de Luis: Creo que tu no sabes lo que eso es. Eso no significa que sea gracioso. Solo es diferente a las cosas que has visto. Eso se llama turbante.

Enséñale a identificar los estereotipos, prejuicios y cualquier forma de discriminación. De este modo puedes eliminar ese ciclo.

Está bien darse cuenta de nuestras diferencias. Todos nosotros, en alguna manera o forma, tenemos diferencias que nos distinguen. No hay nada malo con ellas, pero, tenemos que estar atentos y crear conciencia en los niños que podemos lastimar o herir a otras personas cuando formamos estereotipos o somos prejuiciosos con ellas. Como explicamos anteriormente, todos tenemos diferencias de un modo u otro, y son las cosas que nos hacen especiales.

No usar palabras ofensivas, como «Retrasado Mental».

Hay muchas palabras que un niño no debería decir, como decirle a otro que es un retrasado mental, y otra clase de expresiones ofensivas. Enséñales a tus hijos palabras que expresen disgusto de forma más educada, como “absurdo”, “ridículo” o “tonto”. Aprovecha esa oportunidad para enseñarles palabras nuevas y que expandan su vocabulario. Insultar con frases despectivas no solo lastima a la persona que recibe el insulto, también insulta a sus familiares y amigos.

Por: Aquiles Páez

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.