No necesitas perderlo para valorarlo

Date cuenta ya, de todo lo feliz que te hace. Date cuenta ya, de lo que sonríes cuando estáis juntos. Date cuenta ya, de todo lo que te aporta. Date cuenta ya, de todo lo que tienes, no esperes más, porque puede que mañana sea ya demasiado…