Cuán poderoso es tu susurro en mi oído

39

Qué bonito es descubrir que por medio de tu voz creas en mí un sinfín de sensaciones que me llevan hasta el nido del águila, allá donde pocos llegan, allá donde el calor del sol es más fuerte, me abrigas con tu voz, me cobijo con tu aliento, me sonrojas con tu mirada penetrante…

Es para ti dulce encanto, un premio magistral por llegar donde nunca nadie había llegado, por crear en mí un corazón nuevo, por forjar nuevas esperanzas y sensaciones; qué bonito es el amor cuando por los poros brota sin compasión, cuando se despierta ese ser sensual, atrevido y loco en ti.

como-afrontar-la-vida-de-pareja-con-ironia

Esto y mucho más, es lo que tú, hombre, y tú, mujer, puedes generar en tu pareja cuando simplemente te entregas al deseo de complacer y ser complacido. ¡Qué maravilloso es sentirse amado!

Este es un llamado al amor en pareja, al disfrute mutuo, donde hay cabida a lo más atrevido de tu coqueta imaginación; ese susurro de locas travesuras, esa mirada de fuego que penetra, el movimiento lento y pausado de tu cuerpo, avivan el palpitar del corazón y la mente se dispara a crear escenas donde no existe nadie más que tu pareja y tú.

Apasionado ser, no dejes nunca de expresar tu amor, tu admiración y las ideas que fluyan en ti por la persona amada, disfrútala y díselo, no lo calles. Tu fiel compañía la espera con ansias, entretejiendo entre los dos un mágico sentimiento de atracción, que aunque pasen los años siempre será como el amor del principio, ese amor primero que enardecía en constantes momentos de atracción, encuentros y desahogos mutuos; dale rienda suelta a la voluntad llenando de anhelo los espacios, momentos, días y noches en que estén uno frente al otro.

Qué maravilloso es saberse y sentirse cortejado todo el tiempo, basta una mirada, un susurro al oído, un guiño de ojo, para mantener viva la llama del amor. Recuerda, tu pareja es la dulce y reconfortante barca con quien puedes navegar por el río de la vida; tú con ella llegas lejos y ella de ti no se aparta; procura estar al cuidado mutuo, no vaya a venir una tormenta que los aparte, aférrate tan fuerte que ni el más atemorizante ventarrón pueda separarlos: que si los arrastra, sea juntos, porque juntos sobreviven.

Es la mejor decisión llenarse de amor, un amor expresado en el tiempo y la presencia, un amor vivido, un amor de detalle, un amor construido, que se embelesa ante el susurro al oído, que expresa lo mucho que se aman.

Déjale ser él, constante, frecuente, donde tu mayor felicidad sea hacerle feliz y su desbordante felicidad, el hacerte feliz.

Esta entrega es la que fortalece el amor.

logo

Sol Vélez Giraldo

Licenciada en Educación Especialista en Familia

Profesional Clínica para la Familia

contacto@clinicaparalafamilia.com

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.