Descubre una nueva forma de amar sin sufrimiento

7
Artículo editado para Revista Mundo Padres. Autora: Diana Cantor. (Psicologa)

Una nueva forma de amar está marcando a la humanidad; el ser humano evoluciona, y por lo mismo, su forma de amar y ver las relaciones afectivas también. Este nuevo enfoque se refiere a amar sin sufrimiento, un amor por decisión y no por necesidad, lo cual significa “yo quiero amarte, yo deseo estar contigo, me gusta tu compañía y lo que eres, pero no te necesito para ser feliz, porque aún sin tu presencia en mi vida, puedo ser yo mismo, puedo disfrutar de la vida”.

El sufrimiento en el amor nace de los apegos excesivos, John Bowlby (1907-1990) psicoanalista inglés en su formulación de la teoría del apego, argumenta que el apego es un vínculo emocional que desarrolla el niño con sus padres o cuidadores y que le proporciona la seguridad emocional indispensable para el buen desarrollo de su personalidad. Los estilos de apego se generan en la infancia y se mantienen por lo general a lo largo de la vida. No todos los vínculos que se establecen entre padres e hijos son sanos, por lo que una excesiva sobreprotección a un hijo o todo lo contrario, la carencia de atención y afecto, pueden llevarlo a establecer patrones de relacionamiento afectivo muy dependientes que le producen sufrimiento.

Ahora la pregunta es ¿Cómo podemos cambiar esos estilos de apego de cara a relaciones afectivas más saludables, que le produzcan bienestar al ser humano y que le permitan establecer un vínculo con su pareja por decisión y no por necesidad? Flávio Gikovate un psicoanalista brasileño, realizó un estudio que tituló Sawabona que es un saludo utilizado en el sur de África que significa “yo te valoro, yo te respeto y tú eres importante para mi” como respuesta las personas contestan Shikoba que significa “entonces yo existo para ti”; esto es lo que rescato de este hermoso escrito y sé que te ayudará en esta tarea de descubrir una forma de amar sin tanto sufrimiento:

Ideas equivocadas del amor. La idea que nació con el Romanticismo, de que una persona sea el remedio a nuestra felicidad, está llamada a desaparecer, el amor romántico dice que somos incompletos sin el otro; la nueva forma de amar apunta a la aproximación de dos enteros, no a la unión de dos mitades.

La soledad te prepara para ser una gran compañía. Entre más preparado estés para vivir solo, más preparado estarás para vivir en pareja.  En la medida en que te sientas pleno y feliz contigo mismo, en esa misma medida podrás compartirlo con la otra persona, sin necesidad de despersonalizarte, es decir a dejar de ser tú.  Muchas personas se pierden a sí mismas en una relación y por esta razón que sufren demasiado.

De acuerdo con este escrito “en la soledad el individuo entiende que la armonía y la paz de espíritu, solo se pueden encontrar dentro de uno mismo y no a partir de los demás”.

Reconcíliate con lo que eres y con lo que has alcanzado en la vida y busca dentro lo mejor de ti, así podrás compartirlo con la persona que amas.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.