Editorial Nueva Edición Revista Mundo Padres

28

Nos complace enormemente entregar a toda nuestra comunidad de seguidores la nueva edición de la Revista Mundo Padres.

Gracias por su interés y participación activa, Mundo Padres llega a su edición número 33.

revista-mundo-padres-edicion-33-diciembre-2016

EDITORIAL

Un verdadero regalo en Navidad

Puede sonar a cliché o frase de cajón, pero parte de nuestra función como revista de familia y crianza es precisamente llamar la atención frente a las situaciones o más bien frente a las oportunidades que tenemos los padres para formar críticamente  y en valores a nuestros hijos; y obviamente la época de navidad que es propicia para acercarnos debe ser la oportunidad para no solo influenciarnos del despliegue comercial de la navidad que prácticamente inicia desde octubre, sino que podamos aprovecharla como un elemento de reflexión y construcción  de valores humanos.

No es una invitación  a hacer balances de los que se hizo o dejó de hacer, eso sin duda es importante pero no es lo que aquí corresponde.  Se trata más bien de  revisar el papel que cada uno cumple no solo al interior de su familia, en su círculo más cercano, sino el rol y la actitud que se tiene en y ante la sociedad colombiana entera.

Proponemos un ejercicio simple para hacer en familia, con padres e hijos viéndose a los ojos. Qué opina cada padre, cada hijo, cada abuelo, frente a la intolerancia, la inclusión, la xenofobia, la falta de civismo, la agresividad en casa y fuera de ella.   Tener el valor de hablar de estos temas en familia, reconocer que hay mucho por mejorar y establecer compromisos familiares frente a estos temas seguramente serán más significativos que donar un regalo o enviar una postal navideña.

Poner el árbol, las luces y en general la hermosa decoración que ofrecen las tiendas es sin duda muy agradable y desde luego una oportunidad de compartir. Pero será algo estéril si no lo aprovechamos como medio o pretexto para iniciar una conversación desde el alma, desde la profundidad de nuestros sentimientos. Propiciar este diálogo, sería un verdadero regalo para todos en esta navidad.

Nos corresponde como adultos y especialmente como padres de familia, frenar esa rudeza e insensibilidad reinantes en el mundo, básicamente porque estoy seguro que como padres estaríamos todos estaríamos de acuerdo en que deseamos para nuestros hijos un planeta mejor.    Pero claramente eso depende de cada uno de nosotros como padres y de la capacidad que tengamos para enseñar, acompañar a nuestros hijos y crear oportunidades de enseñar a nuestros hijos.

Un último mensaje.  Qué tal si ensayamos esta amable recomendación antes que comencemos a ver noticias sobre riñas, accidentes por licor y pólvora que se disparan exponencialmente en esta hermosa época.

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.