Primera revista especializada para la comunidad de Padres de Familia

Educar para la autonomía

37

La autonomía es la capacidad que permite que una persona actué siguiendo su criterio, con independencia de la opinión o juicio de otros. Una persona autónoma es capaz de desenvolverse y de solucionar sus problemas sin necesitar a otra persona, es capaz de tomar decisiones y de dejarse guiar por su criterio, principios y valores. Educar a los niños y niñas para fomentar el desarrollo de la autonomía es fundamental, ya que de este modo no se dejaran manipular y no tendrán miedo de tomar sus propias decisiones.

¿Por qué es importante educar para la autonomía?

La autonomía es una capacidad fundamental para que puedan desenvolverse con seguridad y para que sean capaces de tomar sus propias decisiones y seguir sus propios caminos. Educar para la autonomía es muy importante:

  • Ser autónomos implica ser capaces de desenvolverse y saber hacer sus quehaceres sin necesidad de que nadie se lo diga.
  • La autonomía va unida a la confianza en sí mismos y por lo tanto a una sana autoestima.
  • La autonomía es necesaria para la toma de decisiones y la solución de problemas.
  • La autonomía les permite ser libres, e independientes, y evita que se comporten de manera sumisa. Ser autónomo no implica dominar o ser agresivo con los demás, pero sí implica ser capaces de defender sus opiniones y no dejarse dominar o someter.
  • La autonomía implica ayudarles a desarrollar su propio criterio, valores y principios, sin necesidad de que éstos le sean impuestos desde fuera, así como la capacidad para cuestionarlos.
homework
homework

Educar para desarrollar la autonomía

Educar para desarrollar la autonomía es, por lo tanto, una necesidad que no debemos dejar de lado. Implica ayudarles a madurar y a ser capaces de decidir sin miedo. Algunos consejos para ayudarles a desarrollar la autonomía son:

  • Evita hacer demasiadas cosas por ellos y deja que hagan las cosas por sí mismos. A medida que puedan ir ocupándose ellos solos de ciertas cosas, dejaremos que poco a poco lo vayan haciendo, como por ejemplo: en niños y niñas pequeños ponerse la ropa, recoger sus juguetes, …. En niños mayores: poner la mesa, organizar sus deberes,….En un primer momento puede ser que tengan dificultades para hacer cosas por sí mismos, pero a medida que lo hacen poco a poco se irán demostrando a sí mismos que son capaces de hacerlo.
  • Guíales cuando hagan las cosas por sí mismos, es decir indícales cómo hacerlo, pero deja que lo hagan solo y poco a poco reducimos las indicaciones.
  • Evita sobreprotegerles. A veces cuando a ellos les cuesta enfrentarse a ciertas cosas tendemos a sobreprotegerles y solucionar sus problemas, es muy importante que evitemos hacer esto y que dejemos que ellos intenten solucionar sus problemas, podemos guiarles y aconsejarles, pero solo intervendremos cuando sea demasiado para ellos.
  • Enséñales a tomar sus propias decisiones. Es importante que les dejes que decidan, al menos sobre cosas que no sean demasiado importantes como la ropa que van a ponerse, el cuento, la película que quieran ver,… de este modo empiezan a tomar sus propias decisiones sin temor y con independencia, sin buscar la aprobación de otra persona.

 Escrito por:

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

Fuente: educayaprende.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.