Primera revista especializada para la comunidad de Padres de Familia

LA IMPORTANCIA DEL APRENDIZAJE SOCIAL Y EMOCIONAL EN LAS ESCUELAS

69

Los niños pasan gran parte de sus vidas en las escuelas y muchas cosas de las que aprenden para la vida lo hacen allí dentro. En Australia se tiene en cuenta en la enseñanza obligatoria programas de habilidades sociales y emocionales.

Las escuelas pueden seleccionar el programa (o programas) que mejor se adapten a las necesidades del centro educativo. Está más que demostrado que gracias a estos programas de habilidades sociales y emocionales, los niños tienen más probabilidades de lograr los objetivos relacionados con la mejora de la salud mental de los estudiantes.

Cuando en la escuela se enseña a los alumnos mediante el aprendizaje social y emocional permite que todos compartan una comprensión común de lo que trata. Es necesario destacar que el énfasis de su enseñanza tiene que ser no sólo en el aprendizaje de las emociones y las relaciones, sino también en las habilidades prácticas para que los niños puedan aplicar sus conocimiento en la escuela, en el hogar y en su comunidad.

Es necesario un aprendizaje regular

Es necesario que para que el aprendizaje social y emocional sea efectivo, se haga de forma regular dentro de las aulas. De esta manera se podrá tener oportunidades de aprendizaje que a los niños les servirán también para cuando vayan creciendo.

Los niños aprenden habilidades sociales y emocionales de forma más eficaz cuando se refuerzan también en casa. Muchos programas de aprendizaje social y emocional incluyen componentes para la participación de la familia y de la comunidad, en promoción de la enseñanza. Esto da a los padres y a los cuidadores la oportunidad de aprender sobre el enfoque particular del aprendizaje social y emocional siempre que participen al mismo tiempo con la escuela.

sel-aprendizaje-social-emocional1

Por qué el aprendizaje social y emocional es importante para las escuelas

Las escuelas del mundo que han incorporado programas de aprendizaje social y emocional, reconocen la importancia de los niños cuando alcanzan resultados positivos que se relacionan directamente con las habilidades de aprendizaje social y emocional. Además, existe un amplio consenso y evidencia con investigaciones que demuestran que las habilidades sociales y emocionales pueden mejorar el aprendizaje académico y aumentar la motivación de los alumnos para cooperar y lograr mejores resultados tanto de forma individual como en grupo.

Es necesario enseñar a los niños a desarrollar habilidades sociales y emocionales para garantizar que tengan relaciones positivas, ya que es una estrategia clave para las escuelas en los esfuerzos para reducir la intimidación y mejorar el cuidado, el respeto y la responsabilidad en la escuela. Cuando se les enseña a los niños estrategias específicas para reconocer y responder a las emociones, el pensamiento en las situaciones difíciles se convierte en un pensamiento más eficaz a través de la comunicación y existirán menos probabilidades de actuar de forma negativa o con frustración en lugares como en la escuela, el hogar o la comunidad.

Claves para apoyar el desarrollo social y emocional en la escuela

Es importante reconocer que las habilidades sociales y emocionales se desarrollan con el tiempo y que se pueden desarrollar de forma diferente en los niños. Los padres y cuidadores que trabajan junto con las escuelas para poder ayudar a los niños a desarrollar habilidades sociales y emocionales, pueden hacer una diferencia positiva para la salud mental de los niños.

Existen algunos puntos clave que merece la pena tener en cuenta a la hora de apoyar el desarrollo social y emocional en la escuela:

  • Involúcrate en la escuela y apoya el programa de aprendizaje social y emocional en la escuela. Si no hay ningún programa da la voz para que todos se den cuenta de que es importante y que se busquen alternativas para llevarlo a cabo.
  • Hablar de sentimientos. En casa, habla de los sentimientos para que dé sentido  a lo que siente tanto en casa como en la escuela. Ayúdale a que sea capaz de ponerle nombre a sus emociones.
  • Sé un buen ejemplo. Para ayudar a la escuela a mejorar el aprendizaje social y emocional, debe empezar en casa. Para ello, deberás utilizar las habilidades sociales y emocionales en la vida diaria para mostrarle a tus hijos cómo funcionan. NO tienes que ser perfecto/a, incluso es buena idea que les enseñes a tus hijos que puedes cometer un error para aprender de ello, ¡es el mejor aprendizaje!
  • Sé su guía. No dudes en convertirte en su guía y en convertir las dificultades en oportunidades de aprendizaje.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Etapa Infantil en la siguiente dirección: etapainfantil.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.