Primera revista especializada para la comunidad de Padres de Familia

Licopeno, el oro rojo

38

ANTIOXIDANTE Y ANTICANCERÍGENO, EL LICOPENO SE ENCUENTRA SOBRE TODO EN EL TOMATE. LOS NIÑOS LO ASIMILAN MEJOR EN SALSAS, PURÉS O EL FAMOSO KETCHUP

El licopeno es un pigmento que confiere color rojo. Pertenece al grupo de los carotenoides, como los B-carotenos y se obtiene a partir de la dieta, pues nuestro cuerpo no lo sintetiza. Son fuente de licopeno, los tomates maduros, especialmente la variedad tipo pera. Cuando se cocinan el licopeno se vuelve más biodisponible. Se asimila mejor en presencia de grasas, como el aceite de oliva, por citar una grasa cardiosaludable. También lo contienen en menor proporción, las setas, la sandía, las uvas, la papaya el albaricoque o los pomelos rosa.

Entre sus beneficios, cabe destacar su función antioxidante, protege por ello la estabilidad de las membranas celulares en mayor medida que otros carotenoides.

Existen opiniones encontradas sobre su capacidad de reducir la incidencia de ciertos tipos de cáncer. En función a una revisión de la FDA (Food and Drugs Administation) ha decidido permitir la calificación de propiedades saludables en relación a los cánceres de próstata, ovario, gástrico y páncreas.

Mejor frito, en salsa o puré

El licopeno se almacena en hígado, tejido pulmonar, cuello del útero, próstata, colon y piel. Estos tejidos reciben un extra de licopeno en el caso de los niños. Ello se debe a que los niños consumen diversos derivados del tomate que mejoran la absorción del licopeno ya que han sido tratados con calor, el cual libera este antioxidante, volviéndolo más disponible como salsas, ketchup, zumos, purés…

Se conoce que 60g de salsa de tomate aportan unos 10mg de licopeno. No existe una dosis óptima diaria, pero los estudios mostraron que el consumo de un rango entre 4-7 mg/día resultó útil.

Como fomentamos un consumo responsable, podemos elegir variedades de estos subproductos realizadas con aceites vegetales, mejor de oliva y exigir que las salsas tipo ketchup disminuyan su contenido en azúcar, Algunas marcas ya lo han conseguido, adicionando concentrados de frutas en lugar de azúcar.

Hemos de tener en cuenta que los alimentos son mezclas complejas, no podemos afirmarnos respecto al beneficio de una sola sustancia y perder la relación entre alimento completo-dieta saludable. Por tanto, consideramos el alimento completo, en nuestro ejemplo el tomate y no los suplementos de licopeno en forma de cápsulas.

Finalmente no hay que olvidar, que el mayor desarrollo de salud y protección de las enfermedades lo confiere un estilo de vida sano. Los alimentos y sus aportes nutricionales deben valorarse en el contexto total de la dieta.

Por: Amparo Lucas

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.