Lo negociable y lo NO negociable en la relación de pareja. Hasta donde Ceder?

167

Una relación de pareja lleva inmersa en sí misma, la tensión continua de los encuentros y desencuentros de dos voluntades, expresión de dos seres humanos que por amarse profundamente, no dejan de ser diferentes.

pareja-ceder

Por tanto, aún después de establecidos compromisos previos, llámese noviazgo, convivencia o matrimonio, se hace necesaria la negociación constante, que posibilita la consecución de acuerdos. Sin embargo este tipo de negociación debe estar siempre mediada, por un ingrediente, que aún cuando suene paradójico, NO debe faltar en la relación de pareja: EL AMOR. Y cuando hablo de amor, no me refiero al mariposario estomacal, ni a la melosería, ni mucho menos al cuento de  hadas.

Me refiero a la decisión diaria de optar por el otro, a la lucha permanente por mantener encendida la pasión, al trabajo arduo y constante por alcanzar juntos unos objetivos comunes. Me refiero a la donación del ser, a la renuncia sensata, a la entrega recíproca. Me refiero a un amor que respeta, que establece límites, que aprende a decir NO cuando debe decir NO y a decir SÍ cuando debe decir SÍ.

discusión

A un amor que busca el bien mutuo por encima del singular. A un amor que trasciende la diferencia. Por tanto, cuando este AMOR está presente, no tendremos dificultad a la hora de CEDER, podremos llegar a acuerdos y negociaciones que redunden en el beneficio de la relación. Podremos hacer uso de la renuncia, el sacrificio y la tolerancia. Podremos perdonar y dar nuevas oportunidades y no por esto sentirnos amenazados. Podremos convertirnos en agentes de cambio que aporten desde las propias posibilidades. Pero cuando NO HAY AMOR, NO HAY NADA QUE NEGOCIAR. No se negocia desde el egoísmo.

No se negocia desde el abuso. No se negocia desde el irrespeto. No se negocia en detrimento de la DIGNIDAD. En una sola frase, ¡NO SE NEGOCIA DESDE EL DESAMOR!

¿HASTA DÓNDE CEDER?: En el amor, hasta el infinito, en ausencia de éste, ni para qué preguntarlo.

 

CLINICA 2

Dra. Elizabeth Guerra Gómez.

Psicóloga.

Terapeuta de pareja y familia.

www.clinicaparalafamilia.com

 

 

 

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.