Primera revista especializada para la comunidad de Padres de Familia

Un estudio asegura que los niños se portan peor cuando están con su mamá

388

Un estudio elaborado en Estados Unidos observó el comportamiento de 500 familias. Casi el 100% de los niños comenzó a llorar, pedir comida y reclamar atención ante la presencia de sus madres.

Muchas madres creían hasta ahora que sus niños se portaban peor con ellas porque pasaban más horas con ellos que el padre; otras mamás lo achacaban a que “les toreaban” más porque eran más “blandas”. Pues bien, mamás del mundo un estudio reciente ha demostrado que los hijos se portan peor con las madres debido a una feromona.

Concretamente un estudio de la Universidad de Washington confirma que los hijos se comportan peor cuando la mamá está cerca. Así se desprende de una investigación que estudió a 500 familias y midió las siguientes variables: quejas, llantos, gritos, intento de golpes, actuar de forma tonta, olvidar cómo caminar o hablar.

“Lo que encontramos fue que los bebés de 8 meses, podían estar jugando felizmente, pero al ver a su madre entrar en una habitación casi el 100% eran más propensos a empezar a llorar, liberar esfínteres, y necesitar su atención inmediata. Incluso un niño con dificultades de visión empezó a tirar cosas y pedir un bocadillo a pesar de haber comido, al escuchar la voz de su madre.” afirmó el Dr. KP Leibowitz.

El profesional considera que el causante de este mal comportamiento se debe al olor que enmascara las feromonas naturales que emanan las madres para ofrecer a sus hijos “alivio”.

Mismo mensaje, dos resultados

Paul Olsen, padre de 3 hijos, se sorprendió con el resultado del estudio. “Siempre me he preguntado por qué ella no tenía tiempo para nada, porque conmigo son bastante buenos”.

La investigación demostró que a pesar de usar los mismos métodos de educación, el 100% de los niños eran más sensibles a las instrucciones que se daban en un tono de voz normal si venían de alguien diferente a la madre. En cambio, para conseguir los mismos resultados de comportamiento las madres tenían que elevar su tono de voz.

“Yo no necesito que un estudio me confirme esto, mis hijos actúan el doble de mal en cuanto me huelen”, dijo Lisa Powell madre de cuatro hijos que participaron en el estudio.

Artículo publicado originalmente en: http://naxio.com.ar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.