Primera revista especializada para la comunidad de Padres de Familia

“ME DI POR VENCIDO”: LA ESTREMECEDORA CARTA DE UN NIÑO ANTES DE SUICIDARSE POR BULLYING

15

Daniel Fitzpatrick (13 años), estudiante la Holy Angels Catholic Academy, en Staten Island,Nueva York, USA, se quitó la vida el pasado jueves, en el desván de su casa, por motivos del acoso o “bullying” que le hicieron sus compañeros de escuela: [ellos] “Tenían un montón de problemas conmigo, pero yo no tenía problemas en absoluto”, escribió.

Escribo esta carta para contar mi experiencia en la Holy Angels Catholic Academy”. Así comienza la misiva en la que Daniel Fitzpatrick, de 13 años, relata el acoso que había sufrido de varios compañeros de colegio y la falta de acción por parte de casi todos los profesores y la directora del centro, situado en un barrio de Brooklyn.

Una hoja de cuaderno manuscrita que la familia Fitzpatrick ha hecho pública tras el fallecimiento del menor el pasado jueves. Danny -como le llamaba su familia- fue encontrado sin vida en el ático de su casa en Staten Island (Nueva York) por una de sus hermanas. El adolescente se suicidó superado por el tormento, según contaron sus padres en exclusiva al diario Daily News.

Apenas un mes antes había escrito la carta en la que decía “me rendí. Los profesores no hicieron nada“. En esas líneas Danny ponía nombre a los compañeros que le estaban haciendo bullying y como acabó peleándose una vez con uno ellos. Al final, Danny terminó con el meñique roto. “Me acosaron y lo hicieron constantemente”, se puede leer en el texto.

“Mrs. Goldrick [la directora] no hizo nada”, subrayó Danny, que sólo tuvo palabras cariñosas hacia Ms. D’Alora “la mejor profesora. Ella me comprendió e hizo algo, pero no duró mucho”. Su afligida madre, Maureen Fitzpatrick, lamentaba en el diario que su hijo -al que describía como sensible- hubiera tenido que morir para ser escuchado. Este otoño Danny iba a empezar las clases en otro colegio. El centro Holy Angels Catholic Academy había sugerido que el niño repitiese curso en otro lugar.

Según detalló su padre, Daniel Fitzpatrick, la directora les indicó que ese no era “un buen ambiente” para Danny. Desde la diócesis a la que pertenece el colegio, se emitió un comunicado señalando que “la directora, los profesores y la plantilla de la Holy Angels Catholic Academy están destrozados por la pérdida de Daniel Fitzpatrick”. Aunque no había mención directa a las críticas de la familia hacia el centro por inacción, el documento apunta que “a la luz de esta tragedia estamos reexaminando las políticas de prevención del bullying y el entrenamiento”.

El padre de Danny se desahogó en las redes sociales. Después de agradecer las muestras de cariño y el apoyo recibido en estos últimos días, Fitzpatrick dijo que echaba de menos a su hijo y que ningún niño tendría que pasar por lo que había pasado el suyo. También lanzó un mensaje a los padres “de los chicos que atormentaron a mi hijo” y a los que calificó de “pequeños monstruos asquerosos”. Fitzpatrick espera que “nunca tengan que sentir lo que está pasando mi familia”, les dijo entre lágrimas.

Según explicaron los padres al Daily News, Danny era acosado en la clase de gimnasia y fue humillado en clase por un maestro. “Decía que tenía miedo de sus profesores”, recordaba Maureen.

Noticia tomada de: Daily News.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.