Primera revista especializada para la comunidad de Padres de Familia

¿Cómo podemos mejorar la comunicación en la pareja?

100

Las discusiones en pareja suelen atraer a las emociones negativas igual que lo hace la miel con las abejas. Muchas veces estos conflictos aparecen porque no sabemos expresar bien nuestra opinión o nuestros sentimientos. Esto puede hacer que nuestra pareja no nos comprenda o que se sienta atacada.

Pero no solo eso es un problema. Además de saber comunicarnos es muy importante saber escuchar. El hecho de recibir bien la información que la otra persona trata de hacernos llegar va a evitar que se generen tensiones innecesarias. De esta forma, podremos evitar malentendidos y será más fácil empatizar con el otro.

Las habilidades de la comunicación en la pareja

Frente a los problemas que pueden surgir a partir de los conflictos en la pareja, unas buenas habilidades comunicativas son quizás el mejor antídoto para encontrarles una solución conjunta y pactada. Por otro lado, los mejores ingredientes para cocinar esta solución son el respeto, la comprensión y la delicadeza hacia la otra persona.

Además, es importante aprender a comunicarnos de manera oportuna, ya que hay ocasiones en las que decimos las cosas a destiempo o en el momento menos adecuado. Esto propicia que haya veces en las que nuestro trato con la otra persona no es del todo adecuado.

Otro problema objeto de cambio se da cuando tendemos a adivinar el pensamiento o los sentimientos de nuestra pareja, ya que solemos errar con las conclusiones que sacamos. Además, solemos tener una tendencia a generalizar -“Siempre estás igual”, “Nunca me escuchas”, “Eres un despistado”-, en lugar de especificar qué nos gusta y qué no de forma concreta. Pero no solo eso, es bueno que la conducta no verbal coincida con lo que estamos diciendo y no ser contradictorio.

¿Qué aspectos podemos mejorar cuando nos comunicamos en pareja?

Respecto a esta conducta no verbal, es necesario tener en cuenta algunos aspectos. En primer lugar, en la comunicación interpersonal es importante mantener el contacto visual, así como adecuar la expresión facial a la situación y a lo que estamos transmitiendo. Es bueno que la postura del cuerpo escenifique la atención hacia la otra persona. Y, por último, es recomendable que tanto el volumen como el tono de voz sean tranquilos y pausados.

Para evitar que cada miembro de la pareja haga interpretaciones personales es importante cambiar el lenguaje poco específico por otro más operativo. Si nos basamos en descripciones observables y cuantificables no caeremos en la trampa de generalizar. Recordemos resaltar la información positiva y comunicarnos en el lugar y contextos oportunos, además de utilizar una expresión no verbal adecuada.

En relación con esto, es necesario expresar emociones agradables para el otro, así como reconocer los aspectos que nos gustan de lo que hace. Pero también hay que ser capaces de comunicar sentimientos negativos. Es decir, debemos poder explicar a nuestra pareja cómo nos hemos sentido con algo que ha pasado, sin que ello genere una pelea ni una discusión. Para esto, las habilidades sociales son una herramienta imprescindible.

¿Cómo podemos tener una buena conversación en pareja?

A parte de saber comunicar qué pensamos y sentimos sobre la otra persona y nuestra relación, es importante poder mantener una conversación dentro de la pareja. Es fundamental hacer preguntas, seguir la conversación, saber escuchar al otro y poder cerrar el diálogo.

Un punto importante en esta dinámica es entrenar las habilidades de escucha que tenemos. De forma concreta, hay que cuidar el contacto ocular, además de la orientación y la proximidad física con la persona que nos está hablando. Para hacerle ver que le escuchamos, podemos resumir el mensaje que nos está diciendo y pedirle una confirmación después, de forma que nos aseguremos de que hemos entendido correctamente lo que nos quiere expresar.

Por otra parte, también es relevante trabajar las habilidades a la hora de hablar. Es importante que usemos verbalizaciones breves en primera persona, autoexpresándonos. A la hora de hacer peticiones, también deberemos hablar en primera persona, de forma positiva y haciendo referencia a conductas concretas. Es más efectivo decir “me gustaría que fuésemos a dar un paseo” en lugar de “siempre te tiras en el sofá y no hacemos nada juntos”.

Por:: Laura Reguera Carretero

Artículo publicado originalmente en: https://lamenteesmaravillosa.com

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.