Primera revista especializada para la comunidad de Padres de Familia

¿Por qué 2016 es un año bisiesto?

15

Cada año bisiesto surgen anuncios de catástrofes, hechos extraordinarios o acontecimientos únicos, buenos y malos. ¿Qué nos deparará este año?

El día de hoy se añade para corregir el desfase que existe con la duración real del año,que es de 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45,25 segundos.

Estas casi 6 horas de más se acumulan cada cuatro años y se le suman a febrero porque el cómputo que se realiza depende del solsticio de invierno y de la distancia de la luna respecto a la Tierra. Con ello se evita que las fechas astronómicas y cronológicas dejen de coincidir.

FOTO MUNDO

Según ha explicado a Europa Press el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Manuel Manianes, los años bisiestos fueron implantados por Dionisio ‘El Pequeño’, un monje de Turquía que en torno al año 200 (d.C) halló la diferencia entre lo que contaba el calendario juliano y la realidad. Si ese desajuste no se corregía, en el plazo de 500 a 600 años, el solsticio de verano podría suceder en el solsticio de invierno y viceversa.

El monje observó que, para que todas las fechas coincidieran en el tiempo, era preciso añadir un día a febrero para hacer realidad esas seis horas de más que tiene cada año y que no se cuentan el resto de los años.

Según Manianes, entre las “consecuencias más dramáticas” de no existir el año bisiesto, los seres humanos no podrían seguir el ciclo de la naturaleza, ya que, por ejemplo, la floración de las plantas se daría en lo que conocemos como verano cronológico. “Si no añadiéramos a febrero un día, no podríamos controlar ningún fenómeno a través del calendario”, señala.

El experto asegura que, aunque el año bisiesto “arregló los desperfectos que había”,  aún así quedan unas pequeñas diferencias que, en un año o lustro no se aprecian, pero que se notan a largo plazo. De hecho, los científicos corrigen y regulan estas décimas de segundo tanto en los relojes como en los calendarios. En la misma línea, hay fiestas litúrgicas que no cambian de fecha y otras que son movibles, dependiendo de las lunas, como Carnaval o Semana Santa.

29 DE FEBRERO
29 DE FEBRERO
Es pues a Dionisio ‘El pequeño’ a quien se deben las dataciones que rigen en la actualidad ya que el calendario juliano, además, tenía un error de tres años en el cómputo general, por lo que Jesucristo podría haber nacido tres años antes o tres después.
Fuente: Europa Press – lainformación.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.