Primera revista especializada para la comunidad de Padres de Familia

Tu cerebro controla los Gorditos.

16

Increiblemente no solo el estilo de vida y la práctica de deporte determinan tu volumen corporal.

La acumulación de grasa y la consecuente aparición de esos molestos gorditos dependen  en gran parte de tu cerebro, según lo advierten varios estudios científicos recientes.

108589893_0

Ten presente este nombre: neurotrofinas. Hasta ahora se sabía que son moléculas implicadas en el crecimiento y supervivencia de las neuronas, esenciales para la salud de las células del cerebro. Pero estas moléculas se tenían muy callada su relación con la obesidad.

A esto hay que sumarle que investigadores australianos de la Universidad de Monash demostraron hace poco que las neuronas que controlan el peso responden a dos hormonas: la leptina y la insulina.

La leptina, supresora del apetito y generada por las células de grasa, informa de las reservas que hay en un momento dato -cuanta más grasa, más leptina-, mientras que la insulina ofrece una previsión de cuánto van a crecer o menguar las reservas en base a la glucosa circulante.

obesidad-cerebro-peso

En base a esta doble información, el cerebro decide si hay que seguir acumulando grasa, en forma de grasa blanca o “grasa mala”, o más bien empezar a quemarla, transformándola en grasa marrón o “grasa buena”. Unas enzimas llamadas fosfatasas se encargan de regular este proceso, y podrían ser un punto de partida para el desarrollo de nuevos fármacos para combatir el sobrepeso.

Otro detalle a tener en cuenta es que esa “pequeña voz interior” que te dice cuándo comer y cuándo parar no es tan insignificante como crees. Está formada por 10.000 neuronas especializadas situadas en las profundidades del cerebro -en la región POMC, que a su vez forma parte de una estructura conocida como hipotálamo, responsable de otras necesidades básicas como la sed, el sueño y la conducta sexual.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.